14/10/08

Antígona en diferentes contextos

Contexto social

En el año 444 a. C., ambos partidos se enzarzaron en una feroz batalla. Tucídides, flamante líder de
los aristócratas, acusó a Pericles, líder de los demócratas, de gastar pródigamente los fondos de la Liga de Délos en su ambicioso plan de construcciones en la Acrópolis. Tucídides logró excitar las pasiones de la Asamblea en su favor, pero cuando llegó el turno de Pericles, éste propuso pagar toda la obra de su cuenta, si a cambio los edificios pasaran a su propiedad y no a la de Atenas. Con ese golpe de efecto logró poner de su lado las simpatías de la mayoría de la Asamblea y Tucídides sufrió una inesperada derrota de manos de tan carismático orador.5 A resultas de su fracaso, Tucídides fue condenado al ostracismo por diez años, en 442 a. C., y Pericles pudo una vez más permanecer al frente de la política ateniense.
(En el teatro de Sófocles se le considera el auténtico maestro de la ironía trágica, por la que el hombre que parece haber alcanzado el culmen de su fama se precipita de inmediato en las más míseras desgracias físicas o morales).

Contexto cultural

Creonte es un hombre maduro que ostenta el poder, que rige y obra en nombre de la comunidad, en defensa de los habitantes de la polis, que representa la autoridad y superioridad androcéntrica sobre la que se cimienta la organización patriarcal, social y cultural de Occidente.
Antígona, por su parte,
es la joven mujer que se rebela ante la ley humana invocando la libertad de obrar conforme a sus propias ideas y a sus sentimientos, que asume la defensa de los muertos guiada por la piedad y el amor, que se yergue, desafiante, ante la pretendida superioridad masculina, desde ese restringido espacio asignado a la femineidad, ante la cólera del hombre-soberano y el asombro de su congénere, Ismene.

Contexto político

La política esta basada en la monarquía absoluta, donde un rey manda y todo el pueblo debe obedecer sus ordenes o será castigado de muerte, Antígona, aun sabiendo esto decide ir en contra de la ley, y darle un sepulcro digno a polinice, cuando el rey dicto que este no debía tener un entierro, y lo dejaría presa fácil para los buitres y demás animales carroñeros.Antígona decide salvar a su hermano para que luego su alma no sea atrapada por el dios hades.Y al ir en contra del rey debe morir, pero esta siente y sabe que salvo a su hermano y por ello salvo su alma del dios hades, aun así muriendo por su rebeldía.

2 comentarios:

maria del agua dijo...

si bien es verdad que Antígona desafía abiertamente la autoridad de Creonte y su edicto, él no es rey, Creonte era un oficial a cargo del orden público.

Anónimo dijo...

tebas era una de las pocas polis griegas en donde se implantó la democracia, junto con ubea y atenas y en el caso del libro antígona Creonte era un senescal del trono que edipo abandono por su desgracia y gobernaba por Tiranía